Historia

/Historia
Historia 2018-05-26T18:22:02+00:00

Historia de la Institución

La Institución Fátima surge con el nacimiento de Fátima, una joven con sordoceguera, hija de Alicia y Carlos Picasso Cazón, quienes luego de participar en distintos centros de rehabilitación en el país se dieron cuenta que ninguna respondía a las necesidades de su hija. Probaron en el exterior, pero la separación de su familia fue negativa para Fátima, por lo que decidieron regresarla a la Argentina y crear un centro para Fátima y para todos los chicos y adultos con la misma problemática.

La Institución Privada para personas con multimpedimento sensoriales Fátima se constituye el 19 Agosto del año 1988 como Asociación Civil. A la fecha ha asistido el crecimiento de 800 chicos y más de 100 profesionales han recibido capacitación especializada del más alto nivel, a través de su tutor el Hilton PerkinsSchoolfortheblind.

La sordoceguera, es definida por la DBI (Deafblind International ) como ¨condición que combina en una variedad de grados un impedimento visual y auditivo. Dos impedimentos sensoriales multiplican e intensifican el impacto de cada uno sobre el otro creando una severa discapacidad, la cual es diferente y única.Todas las personas sordociegas experimentan problemas con la comunicación, acceso a la información y movilidad. De cualquier manera, sus necesidades específicas varían enormemente de acuerdo a la edad, al momento en que se manifiesta o descubre y tipo de sordoceguera. Las personas sordociegas están imposibilitadas para usar un sentido que pueda compensar el impedimento del otro. Entonces estas personas van a necesitar servicios que sean diferentes de aquellos diseñados exclusivamente para otras personas ciegas o sordas¨.

Se considera discapacidad múltiple y severa a la condición de niños, jóvenes y adultos jóvenes que presentan diferentes tipos de discapacidades de manera simultánea, éstas pueden ser; motriz, sensorial (llámese auditiva y visual), o intelectual, las cuales pueden presentarse en diversos grados; leve, moderada y/o severa.

La Institución Fátima HOY

En los últimos años se ha incrementado la matrícula Institucional duplicando la cantidad de estudiantes, este incremento obedece cuestiones relacionadas al área de salud (más derivaciones de profesionales, detección de síndromes o patologías) a cuestiones sociales (mayor movimiento social promoviendo acciones que permitan la inclusión de personas con discapacidad a la comunidad, generando alianzas con otras instituciones, centros de salud y empresas) mayor circulación de la información. Este último punto generó más visibilidad de la Institución y ocasionó que se acercaran familias que no encontraban servicios que den respuestas a sus necesidades por la complejidad de la patología de su hijo/a.

Acompañando cada crecimiento la Institución ha realizado ajustes tanto del programa como de la infraestructura del edificio. El salto en la matrícula y el pronóstico de crecimiento a corto y largo plazo nos obligó a generar ampliaciones edilicias para continuar ofreciendo un servicio de excelencia, llevando adelante acciones que mejoren la calidad de vida de nuestros estudiantes y su familia, dé respuesta a los nuevos desafíos poniendo en juego nuestra capacidad de acomodarnos a las distintas realidades conforme al paso del tiempo. En el año 2017 compramos un edificio para poder seguir dando respuestas a las necesidades que nuestros alumnos/concurrentes nos presentaban, así como las demandas de personas de la comunidad que se presentaban a evaluaciones. De ésta manera en Marzo del 2018 se estará inaugurando un Centro de Día para los jóvenes y adultos con sordoceguera y/o discapacidad múltiple de base sensorial. Buscamos ofrecerles la mayor cantidad de herramientas para transitar el camino hacia la vida adulta generado éste programa que se ajuste a sus necesidades. Así desde ellos y para ellos se comenzó a gestar el proyecto de adultos que comenzó en un taller de adultos y llegó a la creación del centro de día.

El crecimiento Institucional pudo llevarse adelante a partir de la Cena Anual a Beneficio de Fátima que es gestionado por la Comisión Directiva.

Cabe destacar que la formación de docentes y personal técnico se realiza de manera interna ya que no existe en la provincia de Buenos Aires la especialización que le ofrezca a los profesionales esta orientación. El equipo técnico (psicólogo, fonoaudiólogo, terapista ocupacional, psicopedagogo, etc) suelen llegar a nuestra institución con escasa o inexistente conocimiento sobre ésta discapacidad, teniendo que también informarlos. A su vez las familias necesitan de estos espacios donde no solo se ofrecen herramientas para poder entender a esa persona con discapacidad sino también poder compartir con pares situaciones emocionales y demandas en los estilos de vida que entre el grupo suele sustentar y acompañar.